Ambientes seguros

NUESTRO COMPROMISO PARA CREAR Y FAVORECER AMBIENTES SEGUROS

Las Consagradas del Regnum Christi somos mujeres que respondemos a la invitación amorosa de Dios a vivir los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia en el estado laical. Compartimos el mismo carisma, espiritualidad y misión del Movimiento Regnum Christi, y queremos que Cristo reine en el corazón de los hombres, de las familias y de la sociedad. Nuestra actividad apostólica dirigida, entre otras, a la evangelización de niños y niñas menores de edad, tiene su fundamento en el evangelio y en un deseo de cooperar con los padres de familia, principales responsables de la educación, protección y desarrollo de sus hijos. Jesús reconoció la dignidad de los niños asegurando que “de los que son como ellos es el Reino de los Cielos” (Mt.19,13-15).

Compartimos la importancia de atender al cuidado de los menores, como la ha expresado el Papa Francisco  en el Motu proprioComo una madre amorosa[1]:

Como una madre amorosa la Iglesia ama a todos sus hijos. Pero cuida y protege con afecto particular a los más pequeños e indefensos, se trata de una tarea que Cristo confía a toda la comunidad cristiana en conjunto. Con la conciencia de esto, la Iglesia dedica una atención vigilante a la protección de los niños y de los adultos vulnerables.

Estamos firmemente comprometidas en crear y mantener ambientes seguros para los menores de edad y personas vulnerables que tienen contacto con nosotras y que participan en nuestras actividades apostólicas, educativas y pastorales con el espíritu con el que se ha expresado el Papa Francisco:

“Las familias deben saber que la Iglesia no escatima esfuerzo alguno para proteger a sus hijos, y tienen el derecho de dirigirse a ella con plena confianza, porque es una casa segura”. (Papa Francisco, Carta del 2 de febrero de 2015).

Hemos establecido códigos de conducta para las consagradas en cada país, y estamos trabajando para contar con procedimientos claros para la investigación de cualquier denuncia que se presente.

Las políticas y procedimientos hasta ahora implementados tienen en cuenta las disposiciones dadas por la Santa Sede y las correspondientes conferencias episcopales, así como las leyes civiles da cada país. Se inspiran principalmente en cuatro principios:

  1. La atención a las víctimas de abuso mediante la acogida, escucha y seguimiento de cada una.
  2. La creación de ambientes seguros.
  3. La cuidadosa selección de las candidatas a ingresar en la Sociedad de Vida Apostólica Consagradas del Regnum Christi y la formación de las futuras y actuales consagradas.
  4. La colaboración con las autoridades civiles en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Se inspiran también en las políticas y procedimientos implementados en las obras apostólicas del Regnum Christi y de otras instituciones que trabajan en orden a la protección de niños y de adultos vulnerables.

Algunos de nuestros territorios van más adelantados que otros en la implementación, pero todos tienen presente que esta realidad se trata de una prioridad.

Estamos haciendo un esfuerzo por ofrecer una capacitación adecuada a las consagradas y al personal de las obras educativas y actividades pastorales del Regnum Christi que tienen contacto con menores, para que tomen conciencia de la gravedad de un abuso de menores, puedan contribuir a su prevención siendo capaces de detectar y evitar las situaciones potenciales de peligro, sepan reconocer los signos de situaciones que pueden estar sucediendo y respondan adecuadamente a cualquier acusación de conducta sexual inapropiada.

Si alguien hubiera sufrido un abuso por parte de un miembro de la Sociedad de Vida Apostólica Consagradas del Regnum Christi, lo invitamos a contactar a las autoridades competentes, independientemente de cuándo hayan ocurrido los hechos. También le pedimos que contacte a la coordinadora de ambientes seguros de la Sociedad en su país para que puedan ser atendidas sus peticiones con prontitud. Queremos conocer los hechos, escuchar su historia y avanzar en un camino de sanación y reconciliación, colaborando en todo lo que nos sea posible.

Reconocemos que un abuso, independientemente de su naturaleza, causa un dolor profundo y daña a quien lo ha sufrido, a su familia y también a la Iglesia. Estamos poniendo los medios para erradicar los riesgos de que se dé un abuso y estamos comprometidas en asegurar ambientes en donde se respete y promueva la dignidad de todas las personas.

 

[1]Papa Francisco. Carta Apostólica en forma de motu proprio “Como una madre amorosa”. Vaticano. 4 de junio de 2016.

Coordinadoras de ambientes seguros:

TERRITORIO

COORDINADORA

CORREO ELECTRÓNICO

TELEFONO

BRASIL

Kate O’Connor

kateoconnor@regnumchristi.net

 

+55 11 99304-9696

CHILE

Patricia Bannon

pbannon@regnumchristi.net

+56 9 3380 1381

COLMBIA

 Y VENEZUELA

Catalina Gallego Barbier

cgallego@arcol.org

+57 300 4791 709

ESPAÑA

Jessica Mendieta

jmendieta@regnumchristi.net

+34 609 57 75 25

EUROPA

Ma. de Lourdes Fernández

lfernandez@lechatelard.com

+41 78 646 66 44

ITALIA

 Y TIERRA SANTA

Mari Carmen Avila

mcavila@regnumchristi.net

+39 349 9620611

MEXICO

Ma. de Lourdes Ibarra Castañeda 

libarra@regnumchristi.net

+52 55 78 98 77 46

 

Margarita María Sanin Pérez (auxiliar)

msanin@regnumchristi.net

+52 55 88 00 69 42

MONTERREY

Ivonne Abogado

iabogado@regnumchristi.net

+52 81 12 09 77 47

NORTEAMERICA

Kathleen Murphy

kmurphy@regnumchristi.net

+1 513 760 8498