Categories: Apostolados, Noticias

Elena Morales, consagrada, voluntaria en el Clínico San Carlos de Madrid: “En los enfermos toco la carne de Cristo”

Junto a la plaza de Cristo Rey, en Madrid (España) se levanta el Clínico San Carlos, un hospital que no solo brinda cuidados médicos, sino también consuelo espiritual. Este es el lugar donde Elena Morales, con una dedicación que ha crecido a lo largo de los años, desempeña “un servicio gozoso como ministra extraordinaria de la Eucaristía” y acompaña a enfermos y familias. Un servicio en el que, desde hace 14 años, colaboran las consagradas del Regnum Christi.

En el día a día de Elena se unen oración y servicio. La jornada comienza en la capilla bajo la coordinación del capellán del hospital, el P. Iñaki, o de alguno de los otros cuatro sacerdotes que colaboran con él. Allí el sacerdote y los voluntarios rezan juntos y se distribuyen las visitas a los enfermos.

Las visitas, como explica Elena, es una tarea en la que “se necesitan varias habilidades: la primera, la empatía con el enfermo, ponerte en su lugar, y escuchar”. Esta labor no solo proporciona consuelo a los pacientes, sino que permite un seguimiento espiritual más personalizado por parte de los capellanes, de forma que estos puedan atender a los más necesitados y ofrecerles los sacramentos de la confesión y la unción de los enfermos.

Elena, junto a la comunidad de estudios de las consagradas del Regnum Christi, y uno de los capellanes del Clínico San Carlos
Elena, junto a la comunidad de estudios de las consagradas del Regnum Christi, y uno de los capellanes del Clínico San Carlos.

Las consagradas con los enfermos

La historia de este voluntariado se remonta a más de 14 años. Se inició con la consagrada María Elena Miranda tras la invitación del capellán de entonces, el P. Gaetan Kabasha. Desde aquel momento, varias consagradas del Regnum Christi, como Patricia Bannon, Araceli Delgado o Beatriz Rosillo, han contribuido significativamente acudiendo con regularidad. Actualmente, otras dos, Mari Carmen Rodríguez y Elena Morales, continúan con este apostolado en el Clínico, al que también se han sumado algunos legionarios de Cristo, como el P. Octavio Ortiz de Montellano, L.C., laicos consagrados como Fernando Lorenzo, y laicas como María Pemán.

Un servicio en el que Elena señala que hay que dejarse llevar por el Señor: “No eres tú el que lo hace, es el Señor el que dentro de ti habla, sonríe…: la fortaleza para esta misión viene de lo alto. El Señor es el que elige y envía”.

Si quieres sumarte a este apostolado de voluntariado, puedes contactar con Elena Morales (661 44 90 53, o en el mail em******@re***********.net).

Este artículo fue publicado originalmente por Regnum Christi Epaña.